Costa Rica

De Norte a Sur, de Este a Oeste…viva la experiencia de su vida

San Joaquín de Flores

San José – San Joaquín de Flores – San Lorenzo – San Joaquín de Flores – San José

Un Templo centenario, el sabor el helado de sorbetera y comida con el aroma de la antigua Hacienda cafetalera es parte de lo que usted puede encontrar en San Joaquín de Flores, en la Provincia de Heredia.

Cerca de la capital, pero con la tranquilidad de pueblo y un clima privilegiado; el Domingo es un buen día para una cita con el pasado de nuestro país. La Iglesia Centenaria es el primer paso en el recorrido. Cada una de las piedras que la compone fue llevada en carreta desde Cartago allá por los años 1880, familias de la comunidad, hace decenas de años donaron las esculturas del Vía Crucis que adornan los jardines. Las pinturas del interior fueron obra del pintor Español José Claro. San Joaquín posee también una de las grutas erigidas a la devoción de la Virgen de Lourdes.

Para los amantes de la naturaleza, el recorrido puede tomar rumbo norte hacia San Lorenzo de Flores. Allí se ubica una finca de mariposas con más de 45 especies vivas de todo el país, se puede disfrutar de un viaje de conocimiento sobre el ciclo de formación de mariposas y observar a unas 2.000 poner sus huevos en plantas de un vivero de 16.000 metros cuadrados. La finca también cuenta con laboratorio y museo y esta abierta todos los días de 9 am a 4 pm. Si su paso por la zona es un día entre semana y se le antojan unos bizcochos recién horneados, junto a la salida de la finca de mariposas se ubica una pequeña fabrica. No es como todas, ya que forma parte de una amplia casona de mas de 150 años, rodeada de helechos y con un jardín de árboles frutales en su interior.

Sin dejar la tranquilidad y la nostalgia de antaño, usted y su familia pueden almorzar en el complejo turístico El Solar, en el centro de San Joaquín de Flores, sobre la carretera principal. Se trata de una vieja casona de unos 170 años, que fue remodelada para albergar artesanías nacionales, especies botánicas de todo el país y una gran variedad de platillos típicos e internacionales. Luego de comer quizás decida adquirir algún objeto en cuero, madera o cerámica para recordar un día diferente con el color de la Tiquicia de antaño.

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies