Río Sarapiquí

Ríos, Lagos y Cataratas

Haga clic o pulse en el símbolo de para ver el contenido de una categoría y en el de para ocultarlo

Ríos

Lagos y Lagunas

Cataratas

 
Una lluvia copiosa ha dotado a Costa Rica con una abundancia de ríos, pero paradójicamente, hay muy pocos lagos. Casi todos los ríos del país nacen en las montañas, donde muchos son rutas de espumante agua blanca, perfectas para recorrerlas en balsa o kayak. Sin embargo, una vez que esos ríos fluyen en las tierras bajas, se convierten en lánguidas vías de agua, muchas de las cuales están alineadas con verdeantes muros de vegetación. Esos ríos de tierra baja son rutas excelentes para viajes en botes pequeños, lo cual le permite a los pasajeros observar algo de la flora y fauna local. El lago estacional de Caño Negro es un punto excelente para la observación de vida silvestre, mientras que el más grande lago Arenal es un punto popular para el “windsurfing”.

La mayor parte de los ríos están sobre relieve montañoso, esto nos da como consecuencia ríos cortos y muy pocos navegables. Las lluvias tan abundantes alimentan los caudales de los ríos, característico de una región tropical como la nuestra. La presencia de dos estaciones una seca y otra lluviosa afecta directamente el caudal de los ríos y los sistemas orográficos más o menos continuos que atraviesan nuestro país; las cordilleras de Guanacaste, Tilarán, Central y Talamanca, con rumbo noroeste-este. Debido a estas elevaciones, las aguas fluviales del territorio corren exclusivamente en dos direcciones hacia el mar Caribe o hacia el océano Pacífico y es por esta razón que se distinguen dos vertientes: la vertiente del Pacífico y la vertiente del Caribe.

El régimen pluvial del país hace que una zona reciba el agua de lluvia todo el año, mientras que la otra zona solo recibe en parte de este período. Esto unido a las condiciones climáticas de ambas zonas determinan que unos ríos presenten un caudal abundante todo el año, y el de los otros sea mucho más irregular. En nuestro país podemos apreciar cerca de 34 cuencas hidrográficas de tamaño considerable y que, a su vez se componen por otras más pequeñas. La configuración del terreno no conoce de límites ni divisiones políticas; algunas de nuestras cuencas se encuentran sólo parcialmente en el territorio costarricense y se extienden a los países vecinos, como el río Sixaola parte del cual se encuentra en Panamá y de algunos afluentes del río San Juan.

Vertiente del Pacífico

Los ríos de esta vertiente se originan en las laderas de la cordillera de Guanacaste y de la cordillera Central, se caracterizan por ser cortos, accidentados y profundos, los más grandes son navegables por pequeñas embarcaciones en una sección considerable de su curso.

Desde ahí corren a desembocar en el Océano Pacífico, golfo de Nicoya y golfo Dulce. Esta vertiente cubre cerca del 55% por ciento del territorio nacional. En ella se encuentran 17 de las principales cuencas hidrográficas del país. Entre ella tenemos las tres más grandes del país; la de los río Terraba que tiene 5.077 Km2, la que forman los ríos de la Península de Nicoya y la costa norte 4.202 Km2 y la del Tempisque 3.404 Km2. Entre los principales ríos de esta vertiente están Tempisque, Tárcoles, Pirris o Parrita, Térraba y Coto Colorado. Menos importantes son el Bebedero, Aranjuez, Barranca y Jesús María.

Vertiente del Caribe

Cubre cerca del 45% del territorio nacional y se divide en dos subvertientes; Subvertiente Norte y Subvertiente del Caribe.

Subvertiente Norte

Se localiza en la región noroeste del país e incluye 7 cuencas hidrográficas que desembocan en el lago de Nicaragua y el río San Juan; de ahí van hacia el mar Caribe. Los ríos de esta subvertiente nacen en las faldas de las cordilleras Central, Guanacaste y Tilarán. Estos ríos son similares a los de la vertiente del Caribe, debido a que hay abundantes lluvias y el terreno es más llano que en la vertiente del Pacífico. El río Sapoa y el río Frío desembocan en el lago de Nicaragua. El río San Carlos es él más largo y caudaloso de la subvertiente norte y es navegable, desemboca en el río San Juan. El río Sarapiquí es navegable en parte del curso y también desemboca en el río San Juan, lo mismo que el río Chirripó, último de la subvertiente Norte.

Subvertiente del Caribe

Se localiza al suroeste del país: La componen 10 cuencas hidrográficas que desembocan en el canal del Tortuguero o directamente en el mar Caribe. Los ríos de esta subvertiente nacen en las faldas de las Cordilleras Central y Talamanca; son más anchos, caudalusos, más largos y menos profundos que los del Pacífico. En esta subvertiente se intercomunican varios ríos a través de brazos de unión, como en el caso del Chirripó y el San Juan a través del Colorado. Los principales ríos de esta subvertiente son: el San Juan, Colorado, Tortuguero, Parismina, Pacuare, Matina, Estrella y Sixaola.

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies