Nuestras Rutas

El Valle de la Estrella (Ruta Penshurt – Vesta)

 
A cuarenta kilómetros al sureste de Limón se encuentra Penshurt, punto de partida (km 0) para la descripción de esta ruta, que aunque corta es muy pintoresca y llena de detalles poco conocidos. En Penshurt hay una estación de servicio grande, con muchas opciones para el cliente, ya que además de ser el punto de entrada al Valle de La Estrella también es el lugar donde deben abastecerse de combustible los que transitan hacia el sector de Cahuita y Puerto Vargas.

Al salir de Penshurt hacia el oeste quedamos sobre carretera asfaltada, bastante ancha y en muy buen estado, se nota que el mantenimiento es constante pues no hay huecos en ella, el paisaje cambia inmediatamente por un ascenso de regular intensidad que nos hace pasar por potreros ganaderos y lomas con bosque secundario, el único cuidado debe tenerse a los siete kilómetros, pues el invierno anterior ocasionó varios deslizamientos, por lo que en este sector hay algunos tramos cortos en mal estado.

Luego de 9 kilómetros llegamos al pueblo de Guaria, donde en algunos puentes pequeños la loza está cinco centímetros sobre el nivel de la calle, ello nos obliga a bajar la velocidad para no ocasionar golpes al vehículo. Poco después de Guaria (km 10) se termina el asfalto, en un cruce en el que aparecen tres calles, la de la izquierda lleva al colegio, la central es la carretera lastreada que llega hasta la Reserva Biológica Hitoy Cerere, y la que nos interesa (a la derecha) nos hace ingresar inmediatamente a un gran puente de metal sobre el río La Estrella, este puente, construido y mantenido por la Standard Fruit Co. es propiamente el ingreso a El Valle de La Estrella, zona que durante muchos años fue exclusivamente bananera, pero en la que hoy destaca la existencia de muchas otras actividades agrícolas, aunque el banano sigue siendo la principal.

A partir de aquí nuestro camino es lastreado, pero en excelentes condiciones, ya que es la vía por donde transitan los furgones que transportan la producción bananera; no más cruzando el puente citado llega a Pandora, que en realidad no es un pueblo, sino más bien una hermosa loma en la que se encuentran las casas que la Standard tiene para sus técnicos, huéspedes funcionarios de oficinas, aquí además existe un edificio que alberga el club de recreo, obviamente el acceso a Pandora es restringido. Destacan en el ingreso a Pandora las ruinas de los que otrora fueron algunos negocios de colonos chinos (bar, restaurante, etc.)

Tras bordear la loma de Pandora se llega al primer cuadrante (km 13) que corresponde a Finca 5, en él hay una bonita plaza y algunos comercios, si seguimos por la carretera principal nos encontramos con el cuadrante de Finca 8 (km 15), aquí entre otras cosas están las bodegas de materiales de la Standard, la entrada al Aeropuerto de La Estrella, almacenes ferreteros y otros comercios, a partir de este punto hay varias calles similares que buscan hacia diferentes fincas, por lo que es mejor preguntar en los cruces.

En el kilómetro 18 de nuestro recorrido está Finca 6 que propiamente es lo que podría llamarse el “centro” del Valle de La Estrella, aquí sobresalen las oficinas del Banco de Costa Rica, la Cruz Roja, los negocios de colonos chinos que durante los últimos cuarenta años fueron los que dieron el movimiento comercial a la zona, un cine abandonado, varios bares y restaurantes y por supuesto la plaza de deportes.

Si seguimos adentrándonos en el Valle llegaremos a un cruce en el que hacia la izquierda (nótese que no uso puntos cardinales, y es porque me desorienté totalmente) iremos a un puente que nos hará pasar a algunas fincas bananeras que están al otro lado del río, mientras que a la derecha continuamos hacia Vesta, pero antes hay que pasar por otro cuadrante, que es el de Finca 2 (km 22); a partir de este punto la calle aunque se mantiene lastreada se muestra más deteriorada, sale de las fincas bananeras y entra en zona de potreros, cacao, palmito y otros cultivos, lo que los lugareños llaman “agricultura”, para diferenciarse de la actividad bananera.

Al llegar al kilómetro 25 de nuestro recorrido hay un río de cierto caudal que debe pasarse por dentro, vehículos muy bajos aquí tendrán problemas, luego de cruzar el río el camino está aún más deteriorado, aunque aún así por él transitan los furgones que vienen de finca Vesta.

Finalmente llegamos al pueblito de Vesta (km 31), último punto del Valle de La Estrella, aquí se acaba el camino, aunque es un poblado pequeño es un lugar muy pintoresco en el que destacan varias cosas:

  • La calle llega hasta un largo puente de hamaca que cruza el Río La Estrella, puente que cuando uno pasa se mueve para todo lado, mareando hasta al más “macho”.
  • Al otro lado del puente está la planta empacadora de Finca Vesta, pero como no hay paso a vehículos, las cajas de banano son lanzadas de seis en seis, por un cable de casi cien metros que atraviesa el río, hasta una torre donde un empleado las recibe y coloca en el contenedor.
  • Casi todos los empleados de la finca citada son indígenas que “bajan de la montaña” para el diario trabajo bananero.
  • La finca marca literalmente la frontera agrícola del Valle, pues se observa como a la par del bananal inician las lomas con bosque primario que ascienden hasta transformarse en las montañas de las diferentes reservas indígenas del Alto Cuén y la fila de Matama en la Cordillera de Talamanca.

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies