Embalse de Cachí

Vuelta al embalse de Cachí

 
Esta ruta es excelente opción cuando se quiere hacer paseo familiar de un solo día, sin ir muy lejos, pero conociendo lugares diferentes, además es asfaltada.

Tres cuadras al sur del parque central de Paraíso está el Cuerpo de Bomberos, punto inicial (km 0) del recorrido, aunque en esta esquina hay un rótulo que indica la dirección a Cachí, nosotros continuamos al sur, siguiendo hacia Orosi.

Los primeros dos kilómetros son planos, en ellos se encuentra Pueblito de Costa Rica (Ciudad de los Niños) y el recinto regional de la U.C.R., al final de este plano aparece un desvío hacia el hotel y mirador San Chirí, sin salir de la carretera llegamos pronto al ingreso del Mirador Orosi – ICT (km 3), donde es oportuno hacer la primera parada, cuenta con varios servicios para el turista, y permite apreciar casi todo el valle, las lomas de Cervantes, El Yas, también se observa Orosi, los cerros del Parque Tapantí, y el embalse. Después del mirador hay un fuerte y sinuoso descenso pero la calle es ancha, hasta llegar al “puente negro” ubicado sobre el río Navarro (km 5), a partir de aquí llegamos al valle, en zona plana, junto a grandes cafetales.

En Orosi (km 7), hay varias sodas, restaurantes y negocios que brindan servicio al turista, especialmente junto a la plaza (km 8), donde destaca el hermoso templo colonial que se encuentra muy bien restaurado, y es otra parada obligatoria; en Orosi existe un balneario de aguas termales y estación de servicio. Al salir de zona urbana la calle sigue entre cafetales, hasta llegar al Balneario Los Patios (km 10), antiguo beneficio hoy acondicionado con tres piscinas de agua caliente y una de agua fría, cancha de baloncesto, parqueo y restaurante, frente al balneario está el beneficio de café CoopeAnita y el cruce que lleva hacia el Parque Nacional Tapantí (pasando por Río Macho y Purisil); nuestra ruta es a la izquierda, siempre entre cafetales en un sector de curvas pronunciadas que termina en el puente de hamaca sobre el Río Grande de Orosi, el cual viene bajando desde los cerros de Tapantí.

Al pasar el puente está Palomo, famoso por el balneario y restaurante del mismo nombre, ubicado entre la carretera y el río, lugar apropiado para detenerse a pasar el rato; la calle mientras tanto continúa paralela al río, por la escuela y la iglesia, llaman la atención varias casas abandonadas (km 13) de las que sólo queda el cascarón, pues el río lavó sus bases, y estuvo a punto de llevárselas, luego de estas casas aparece a un lado de la calle el puente de hamaca peatonal (km 14) que lleva hacia el barrio La Alegría, es una curiosa experiencia bajarse a caminar por el puente, pues desde aquí el paisaje es bonito, el movimiento del puente emocionante y la altura al río poca; aquí la calle se separa del río, ingresa a fincas de café y pasa junto a grandes invernaderos dedicados a producción de flores (km 15).

Luego la carretera transita por terreno ondulado, en cada loma se aprecia el embalse con sus aguas cubiertas de lirios, para luego descender a puentes angostos ubicados sobre quebradas que van hacia la laguna; por aquí están las entradas a pueblos como Loaiza (km 18) y Volio (km 19). Junto a una de estas quebradas se ubica un gran beneficio de café (km 20), razón por lo que en época de cosecha la calle se pone resbalosa debido al “jaboncillo” que van regando los camiones cargados con el “grano de oro”.

En el km 21 se ubica el cruce que lleva hacia el pueblo de Cachí, un supermercado de regular tamaño y el acceso a un bonito restaurante construido a orilla del embalse, llamado “La Casona del Cafetal”, donde es común encontrar grupos de extranjeros almorzando, unos cuantos metros después y a orilla de la calle hay otro restaurante de comidas típicas un poco más nacional, llamado “Las Fanegas”, ambos lugares son de muy buena calidad.

Un poco más adelante junto a otra quebrada aparece el lugar más interesante del recorrido, “La Casa del Soñador” (km 22), fundada hace unos 30 años por don Macedonio Quesada, escultor en madera de origen sencillo y pueblerino, que en sus últimos años fue nombrado profesor en la escuela de Bellas Artes de la UCR, la casa es habitada hoy por sus dos hijos quienes continúan la tradición; aunque Ud. aquí puede adquirir esculturas de madera, esa no es su actividad principal, lo que a ellos les gusta es que las personas se detengan a verlos trabajar y conversar al calor de una taza de café, incluso a quien muestre interés le dan clases gratuitas, ellos quieren ser considerados como amigos en una escuela donde se puede compartir. Cuando salga de la Casa del Soñador es posible que Ud. se sorprenda al ver el reloj y darse cuenta del tiempo transcurrido mientras compartía sus sueños.

El siguiente punto destacable es el cruce que lleva hacia Turrialba (km 23), pasando por Urasca, Congo, Tucurrique y Pejibaye (junto al cañón del Reventazón), sin embargo nuestra ruta exige seguir derecho, para encontrarnos cien metros después con la impresionante infraestructura de la Represa Cachí, donde debe parquear antes del puente, para entrar caminando y apreciar a un lado la represa con sus grandes compuertas y al otro el profundo barranco en cuyo fondo corre el río, si tiene la oportunidad de estar en este puente durante la apertura de las compuertas quedará maravillado con el espectáculo y sonido que brinda el agua al caer.

Luego del puente se ingresa al Valle de Ujarrás, zona agrícola, donde sobresalen los cultivos de chayote, hortalizas y caña de azúcar, la calle ingresa a un plano desde donde se aprecia un viejo trapiche utilizado en la producción de dulce y el pueblo de Ajenjal (km 24), las lomas donde se asientan los poblados de El Yas y La Flor, así como la ruta que recorría el Ferrocarril al Atlántico, también a orillas de la calle se ven las instalaciones de recreo del B.C.A.C. (km 25).

A mitad del valle aparece el cruce (km 26) que lleva a Santiago, pasando primero por Río Regado y Piedra Azul, también por esta calle uno podría retomar la ruta principal a Turrialba, saliendo por el sector de Birrís.

Llegamos al final del valle, precisamente en el poblado de Ujarrás (km 27), donde hay varios centros de acopio para chayote y el cruce que lleva a las Ruinas de Nuestra Señora de Ujarrás, y al Paradero Lacustre Charrara, centro de recreo muy visitado; en este punto salimos del plano para montarnos en una fuerte pendiente desde la cual, a medida que se sube, el paisaje se abre más y más, el ascenso se mantiene hasta llegar a la entrada del Mirador Ujarrás (km 28), donde es recomendable ingresar, pues además de la vista del valle desde otro ángulo hay varios servicios turísticos como parqueo, restaurante, mesas, etc.; la calle se vuelve más angosta y sinuosa, lo cual exige precaución, dicha condición se mantiene hasta el Salto de Los Novios (km 29), hermosa caída de agua donde la tradición cuenta que una pareja a la cual le impidieron casarse se lanzó al vacío.

Debido a un fuerte derrumbe, se hizo un desvío, que conecta con la carretera a Turrialba, por donde se llega a la zona urbana de Paraíso, y así terminar la “Vuelta al Embalse”.

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies