Río Celeste

Río Celeste
Destino con innumerables bellezas naturales

El Área de Conservación Arenal-Tempisque (ACA-T) es una de las 11 zonas que conforman el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) bajo la dirección del Ministerio del Ambiente y Energía (Minae); en él se encuentran innumerables parajes naturales de gran belleza, entre los que sobresale el Río Celeste, con aguas de esa tonalidad que son consecuencia de la emanación de sulfuros y la precipitación del carbonato de calcio.

Esta área fue constituida en octubre de 1991 y abarca aproximadamente 387.515,47 hectáreas; que equivale a 7,58% del territorio nacional. El Parque Nacional Volcán Tenorio fue creado el 27 de abril de 1995 y es la segunda elevación de la Cordillera Volcánica de Guanacaste con 1916 metros sobre el nivel del mar.

Por su ubicación y alineación geográfica, esta cordillera funciona como una pared natural, ya que intercepta las nubes cargadas de humedad procedentes del Mar Caribe, las cuales son arrastradas por los vientos alisios del noroeste, lo que da origen a la formación de lluvias de carácter orográfico.

Debido a esa gran variedad de climas, el Parque Nacional Volcán Tenorio alberga una extensa cantidad de especies de plantas y árboles; entre las más comunes están: roble, aguacatillo, níspero, plátano, danto y gran cantidad de palmas, helechos, bromelias, orquídeas y heliconias.

Entre las especies de fauna más sobresalientes están: danta, saíno, tolomuco, mono congo, mono carablanca, mono colorado, felinos (puma, caucel y manigordo), pájaro campana, pavón y diferentes halcones y trogones.

Otro de los atractivos turísticos son: la liberación de gases de la catarata de color celeste, un sendero altitudinal que encierra todos los secretos del volcán y la laguna La Danta. Las aguas termales fueron cerradas en abril del 2012.

Río Celeste es uno de los principales atractivos que existen, para ingresar los turistas tienen que pagar apenas ¢800 (nacionales y residentes) y $10 (extranjeros) de entrada en el área de conservación, la catarata le da alusión a su nombre debido a que es turquesa lechoso, color que resulta de una reacción química en un lugar donde dos ríos con características químicas completamente diferentes se juntan y por su reacción crean el color.

Este lugar es llamado “Teñidero” y está escondido en medio del denso bosque lluvioso. A partir de este punto el río, con su color casi onírico fluye por el bosque sin perder su coloración ni siquiera en la cercana catarata. Esta caraterística se mantiene por unos 35 km hasta llegar al Río Frío (cerca de Caño Negro).

Existen muchos hoteles y cabinas que brindan el servicio de hospedaje. Con tarifas desde los $20 diarios hasta hoteles que disponen de baño privado, televisión, servicio de restaurante y parqueo. Adiconalmente se brindan opciones como tours a Caño Negro y al lago de Nicaragua con servicio de transporte incluido a estos lugares.

Actualmente está prohibido bañarse en las aguas del parque por razones de seguridad. Ha habido un ahogado y dos personas quemadas en las aguas termnales, lo que hizo que la administración del Parque las cerrara al visitante y también por protección de la naturaleza, dado que el número de visitantes ha aumentado tanto que se pone en peligro el balance ambiental.

Algunos de los pobladores aseguran que existe una leyenda que dice que luego de que Dios pintó el cielo en la Creación, lavó los pinceles en el Río Celeste… aventúrese a este paraíso azul.

Galería

Imagenes cortesía de Sueño Celeste Hotel – Beb & Breakfast

 

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies