Nuestras Rutas

Para salir de Quepos hacia San José

Muchas veces, en épocas de alta afluencia de turismo el regreso de la zona de Quepos hacia San José se vuelve conflictivo, sobre todo por el aumento de tránsito ocasionado porque ahora la carretera está en excelentes condiciones, como hace mucho tiempo no se veía. Como ruta alterna a la carretera de Caldera (ruta 27).

Las siguientes son rutas alternas para cuando por deseo o necesidad uno quiere evadir la ruta 27.

1. Quepos – Orotina – San Mateo – Desmonte – Atenas – San José

Antigua ruta principal, muy utilizada antes de inaugurarse la ruta 27. Es para toda clase de vehículos.

La salida es desde el parque central de Quepos, pasando por Parrita, Jacó, puente del río Tárcoles y Orotina, donde se toma la ruta a San Mateo, hasta llegar a Desmonte. Por ser muy sinuoso y empinado, hay que tener cuidado por recalentamiento del vehículo, colisiones o algún otro motivo, en el sector entre Desmonte y Atenas, que es el recorrido por la zona del Monte del Aguacate.

Después de Atenas, el recorrido pasa por La Garita, la Bernardo Soto, y de ahí por la General Cañas, hasta La Sabana, nuestro destino final.

 

 
2. Quepos – Naranjito – Nápoles – Tarrazú – San José

Esta es una ruta para doble tracción, está lastreada y en verano se puede transitar en vehículo sencillo, aunque en la parte alta hay algunos tramos en los que el barro podría jugar una mala pasada a aquellos que viajen en vehículos muy bajos. Los pobladores de la zona de los Santos que viajan a Quepos utilizan normalmente esta vía. La ruta se toma en el sector del hospital nuevo de Quepos, de donde parte el camino hacia Naranjito, el cual, luego de cruzar el río inicia un fuerte ascenso por una zona con laderas empinadas y no muy estables. Al inicio también se puede tomar la parte del camino viejo, que empieza en las afueras de Quepos, unos 5 km hacia Parrita (ver mapas), y que luego entronca con el camino que viene de Naranjito.

Al llegar al cruce de Naranjito hay un “balcón” desde donde se tiene una impresionante vista que abarca los sectores de Damas, Quepos, Manuel Antonio, Matapalo y Savegre, -punto que recomiendo a todos aquellos que en verano quieran subir desde Quepos para ver un atardecer que nunca olvidarán-, luego se pasa por un sector de montaña media en el que podría aparecer neblina. Al llegar a Nápoles, un pequeño poblado rodeado de cafetales ya se ingresó en la zona de los Santos, precisamente es en esta zona donde se produce el mejor café de Costa Rica, todo aquel que transite por aquí durante los días de floración del café quedará maravillado con el panorama de lomas emblanquecidas por la efímera flor. Luego el trayecto corre paralelo al cauce del río Pirrís, que desagua la región hasta unirse al río Candelaria y convertirse en el río Parrita, Algunos kilómetros antes de San Marcos de Tarrazú entramos de nuevo al asfalto desde donde hay dos opciones para llegar al Valle Central:

San Marcos – León Cortés – Frailes – Tarbaca – Desamparados

 

 
San Marcos – Dota – El Empalme – Cartago – Curridabat

 

 
3. Quepos – Parrita – Sabanas – San Ignacio de Acosta – San José

Esta ruta definitivamente es sólo para doble tracción y en verano; un kilómetro antes de llegar a Parrita hay una señal de tránsito que indica la ruta a Acosta, se ingresa primero a una plantación de palma aceitera, que brinda la extraña sensación de haberse perdido por un camino que no llevará a ningún lado, sin embargo, luego de tres kilómetros estaremos en un camino lastreado que le hará pasar por un ascenso de casi una hora hasta el pueblo de Sabanas, a partir de aquí la ruta se dificulta, bajando al cauce del río Candelaria, es en este puente donde inicia una “gran cuesta” que en tiempo de lluvia complica la ruta hasta para los vehículos de doble tracción, sobre todo porque antes de llegar a Acosta las pendientes son muy fuertes y el material muy suelto, es toda una experiencia para los que gustan de explorar caminos veredales. Al llegar al asfalto, poco antes de San Ignacio más de uno emulará al navegante Colón, bajándose de su vehículo para besar la calle pavimentada, señal inequívoca de que lo peor ha pasado.

Luego de San Ignacio se toma la ruta normal que transita por Jorco, Tarbaca y lleva al Valle Central por el sector de Aserrí, que en las noches regala al viajero la hermosa vista de la ciudad iluminada.

 

 
4. Quepos – Parrita – La Palma – La Gloria – Puriscal – Ciudad Colón – Escazú

Ruta menos dura que las anteriores, un kilómetro antes de abandonar la última plantación de palma (después de Parrita) hay una salida lastreada a la derecha, con señal de tránsito que indica Puriscal. Este es el camino viejo a Quepos, el que se utilizaba obligatoriamente antes de que se abriera la costanera por Jacó y Esterillos.

Es una ruta con buen lastre, sin embargo en época de invierno suele tener ciertos tramos en los cuales la aparición de cárcavas en la calle podría complicar la ruta a vehículos bajos, en general no es necesario el uso de doble tracción. Una vez que se sale de la carretera costanera el primer poblado importante es La Gloria de Puriscal donde se inicia el ascenso, siempre lastreado, rodeado de potreros y en algunos tramos con panorama amplio debido a lo montañoso del sector. Algunos kilómetros antes de Puriscal, aparece de nuevo el asfalto (o lo que queda de él), a partir de Puriscal la ruta es la habitual que lleva a Ciudad Colón, y Brasil de Mora, lugar donde se ingresa a la Autopista San José – Caldera y luego a la Próspero Fernández que termina en Sabana Sur. Esta ruta obligatoriamente estará cargada de nostalgia para aquellos un poco entraditos en años y que en su juventud iban de paseo familiar a la zona de Quepos, Parrita y Esterillos.

 

 
5. Quepos – Jacó – Coyolar – Barranca – Esparza – San Ramón – Aeropuerto

Esta es la opción de mayor distancia, pero para aquellos a los que no les gusta salir del asfalto es una buena alternativa. Luego de pasar por Parrita, Esterillos y Jacó, llegamos al cruce de Coyolar, en el que nos desviamos a la izquierda; en unos quince minutos (a velocidad moderada) verá la bahía de Caldera, otrora una de las playas más lindas del Golfo de Nicoya, pero que hoy está totalmente transformada por el muelle, la pérdida casi total del estero de Mata de Limón y el nuevo proyecto turístico sobre la Roca de Carvallo, al dejar atrás esta bahía pasamos por el puente del río Barranca, y tomamos la Interamericana Norte para subir Cambronero y llegar al Valle Central por el sector de San Ramón.

 

 
6. Quepos – Jacó – Coyolar – Caldera – Salinas – Esparza – San Ramón – Aeropuerto

Una variante de la ruta anterior es un poco antes de llegar a Caldera, en el cruce de Tivives, tomar la ruta a Salinas, que nos lleva de forma directa a Esparza. El trayecto es tranquio por camino asfaltado, aunque algo sinuoso. Destaca en el trayecto entre Salinas y Esparza las intalaciones de la empresa Alunasa, actualmente propiedad del gobierno de Venezuela.

 

 
7. Quepos – Jacó – Orotina – Turrubares – Puriscal – Ciudad Colón – Escazú

En la intersección de Orotina doblamos a la derecha en vez de tomar hacia la ciudad o seguir por la ruta 27 , en pocos instantes estaremos en lo que fue el antiguo paso de hamaca, que atraviesa el Río Grande de Tárcoles, a partir de este punto el camino es lastreado, la primera cuesta (que no es muy grande) es un poco fea y da la sensación de que el camino será difícil, pero el resto de la ruta es mucho mejor, transitable en todo momento por vehículos sencillos, por este camino llegamos hasta San Pablo de Turrubares, donde encontramos de nuevo el asfalto, aquí iniciamos un fuerte ascenso asfaltado y con muchas curvas, en el que al ir subiendo se presentan paisajes muy bonitos de la zona de Atenas, Mora y el Valle Central desde un ángulo diferente, lo que vuelve el trayecto muy entretenido, pasando por Grifo Alto y luego a Puriscal, pero entrando por el sector del cementerio, de aquí en adelante la ruta será la ya mencionada que pasa por Ciudad Colón y Brasil de Mora para llegar finalmente a Sabana Sur.

 

 
8. Quepos – Orotina – San Mateo – Higuito – Jesús María – Esparza – San Ramón

En el parque de San Mateo viramos hacia el oeste siempre por carretera asfaltada, el primer poblado que pasamos es Higuito, indicador de que vamos por buena ruta, este camino es suavemente ondulado, excepto por el sector en el que se cruza el Río Jesús María, por el puente de Las Damas, -hermosa estructura de mampostería construida el siglo XIX con recursos aportados por las esposas de los boyeros que llevaban mercancías en carreta hacia Puntarenas-, finalmente llegamos a Esparza en el sector de Macacona, donde tomamos la Interamericana para subir hacia San Ramón y de ahí al resto del Valle Central.

 

 
Estas son las principales opciones que se tienen para salir de Quepos hacia el Valle Central, sin embargo la mejor de todas, si nos enteramos que hay problemas de tránsito cuando todavía estamos en Quepos, es viajar en sentido contrario, olvidarnos de todas las responsabilidades que nos esperan en San José, y decidirnos a disfrutar un día más de lo previsto las bellezas de Manuel Antonio.


Relacionado:

Comentarios Facebook

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies