Tres sitios naturales maravillosos para acampar en Costa Rica

Parque Nacional Volcán Poás / Gandoca-Manzanillo

Tres sitios naturales maravillosos para acampar en Costa Rica

Acampar al aire libre relaja el cuerpo y despeja la mente de las angustias y preocupaciones del día a día. Si deseas desprenderte de todo estas vacaciones, Costa Rica te ofrece los lugares naturales más bellos y emocionantes para refugiarte la próxima temporada de verano o invierno.

Ir de camping para disfrutar de los paisajes costarricenses exige que tengas vislumbrados lugares impresionantes para visitar. Te mostramos espacios abiertos habilitados para aventureros y mochileros que ambicionan disfrutar de tres sitios naturales maravillosos para acampar en Costa Rica.

Parque Nacional Carcovado

El Parque Nacional Carcovado es un destino turístico integral, un todo en uno insuperable, en sus extensiones consigues desde playas, lagos, cascadas, hasta exóticas selvas tropicales que invitan a explorar.

En el interior del parque encontrarás espacios especialmente destinados al camping, para complacerse con una experiencia única e inolvidable en Costa Rica. Su principal atractivo es su biodiversidad, por esta razón está considerado uno de los refugios biológicos más grandiosos del planeta tanto en fauna como flora, representa el 2,5% del mundo.

En las profundidades del parque puedes dedicarte a observar con detenimiento el fabuloso ecosistema dotado de aproximadamente 140 especies de mamíferos como monos, felinos salvajes, dantas, 400 especies de aves, 117 tipos de anfibios, 10.000 tipos de insectos, y 28 clases de lagartijas.

El parque tiene una extensión de 42.560 hectáreas terrestres y 3.354 marinas. Puedes acampar y pernoctar en un área protegida construida para este fin, practicar trekking, senderismo, con servicios básicos y guías en las instalaciones.

Parque Nacional Rincón de la Vieja

El Parque Nacional Rincón de la Vieja, llamado de esta forma por el volcán en sus entrañas, es un espacio placentero, óptimo para desarrollar actividades como caminatas y senderismo, mientras te dejas acariciar por el aire fresco y explotas la adrenalina.

Corresponde a una magnífica área de conservación llamada Guanacaste que se extiende hasta 142 kilómetros cuadrados. Actualmente está conformado por dos amplias secciones: el área de la Las Pailas y Santa María.

Los turistas valientes pueden acampar es estos hermosos corredores naturales situados junto a los volcanes Rincón de la Vieja y Santa María. Cada sendero conecta con la naturaleza de una forma excepcional, especialmente si decides realizar una parada para un baño en las “piscinas naturales” o en alguna cascada cristalina con agua de manantial.

Si emprendes una caminata podrás encontrar aguas termales y senderos campestres. El paisaje invita a soñar por sus praderas reverdecidas y un paisaje refrescante totalmente exuberante.

Tendrás a la mano todos los servicios esenciales, sobre todo agua potable, servicios sanitarios y duchas. Conjuntamente, cuenta con personal guardaparques encargado de la vigilancia y conservación del parque.

Los más arriesgados pueden penetrar a pie las áreas boscosas y los amplios senderos, o embarcarse en una divertida cabalgata al aire libre para inspeccionar la zona.

Puedes también disfrutar de un delicioso picnic, y luego poner en movimiento el cuerpo recorriendo diversas rutas para deleitarte con el seductor panorama que ofrecen las aguas termales.

Gandoca-Manzanillo

Gandoca-Manzanillo es un fascinante refugio que sirve de hábitat a una gran biodiversidad silvestre. Abarca una superficie de 5.013 hectáreas de tierra y otras 4.436 marinas.

El refugio comienza en Punta Uva y se prolonga hasta Gandoca en el Caribe Sur. Es un medio natural protegido y está conformado por varias propiedades privadas.

Las comunidades y el gobierno de Costa Rica se encargan de velar por el equilibrio natural, mantener conservado el refugio y desarrollar actividades sustentables que no afecten los ecosistemas reinantes.

Al ingresar al refugio de inmediato percibes la magnificencia de la naturaleza, playas cristalinas de gran belleza, arenas blancas y finas que contrastan con pantanos, bosques, lagunas, humedales, característicos del gran ecosistema del lugar.

Es un refugio con cualidades para acampar que mezcla bosques de fuertes tonos verde de gran belleza y manglares pantanosos. Podrás disfrutar de un largo paseo bordeado de naturaleza y visitar algunas comunidades locales, bastante receptivas, que te brindarán la bienvenida.

El refugio cuenta con una variedad de fauna muy particular de la zona, si te animas quizás encuentres en el camino aulladores, monos, serpientes, mapaches y muchos pájaros que se encargan de vestir el cielo y los árboles de colores. Hay una parte del Mar Caribe dotada de mamíferos marinos como delfines y ballenas.

Las mejores imágenes las puedes obtener durante el transcurso del día tomando los diferentes senderos, pero en horas matutinas tendrás mayor tiempo para recorrer parte del parque y evitar las lloviznas del final de la tarde

El parque se mantiene húmedo la mayor parte del año, así que se aconseja ir durante los meses de marzo y abril, septiembre y octubre, época en la que merma un poco la lluvia.

No tendrás problemas con los servicios, ya que cuenta con todo lo relacionado con servicios sanitarios, guardaparques y zonas especiales para picnic Algunas agencias ofrecen visitas guiadas a algunas reservas de etnias locales, kayak y snorkel.

Acampar en el lugar es totalmente gratis pero debes respetar las políticas internas del parque para garantizar su preservación y su sustentabilidad.


Relacionado:

Comentarios Facebook

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies