Carlo Chiostri
1863-1890

 
CarloChiostri nació en Florencia en 1863. El era contemporáneo de Carlo Collodi y, cuando ilustró Pinocho, ya tenía a su haber numerosos libros para niños. Si bien es cierto, para ilustrar los dos primeros episodios del relato siguió las huellas de su predecesor Enrico Mazzanti, supo, a partir del tercero, dar una interpretación personal de Pinocho.

Sus escenas se desarrollan sobre el fondo de una Toscana rural o urbana de finales del siglo XIX. Podemos ver las plazas públicas o las escuelas tales como eran en el tiempo de Pinocho. Pero, a pesar de todo este realismo, en cada cuadro hay un elemento extraño que viene a turbar la coherencia misma de la escena.

Este elemento perturbador es a menudo el héroe de la historia: Pinocho. En efecto, contrario a muchos otros ilustradores, Chiostri tuvo el valor de visualizar a Pinocho de frente y supo así darle un carácter bien definido.

Es un Pinocho alucinado, con la vista vuelta hacia el interior, que parece seguir una huella que solo el conoce.

En otros sitios, escenas maravillosas celebran este empate entre lo real y fantástico, entre lo cotidiano y lo surreal.

Encontramos así a la zorra y al gato sentados como personas bien educadas a la mesa en un entorno campesino.

En otra escena, el mono, juez de la ciudad “atrapa-bobos”, escucha con gran seriedad a Pinocho en el momento de su juicio.

Carlo Chiostri es sin duda uno de los ilustradores que habrían influenciado en mayor grado el aspecto físico de Pinocho, y aún hoy numerosas reediciones de “Las aventuras de Pinocho” están ilustradas por sus grabados.



Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies