¡Qué Guapa es la Helada!


¡Que guapa es la helada!

Pero una noche cayó una helada tan grande que la diuquita amaneció con una pata quebrada. Y con su dolor fue a quejarse.

—Helada, ¿por qué eres tan guapa que me quebraste la patita a mí?

—Más guapo es el Sol que me derrite a mí.

Y la diuquita con su pata quebrada y con su dolor fue donde el sol.

—Sol, ¿por qué eres tan guapo que derrites la helada y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapa es la nube que me tapa a mí.

Y la diuquita con su dolor fue a la nube. —Nube, ¿por qué eres tan guapa que tapas al sol, el sol derrite la helada, y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapo es el viento que me arrastra a mí.

Y la diuquita fue al viento.

—Viento, ¿porqué eres tan guapo que arrastras a la nube, y nube tapa al sol, el sol derrite la helada y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapa es la pared que me ataja a mí.

Y fue a la pared

—Pared, ¿por qué eres tan guapa que atajas al viento, el viento arrastra la nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapo es el ratón que me roe a mí.

Y la diuquita, con su pata quebrada y con su dolor, fue donde el ratón.

—Ratón, ¿por qué eres tan guapo que roes la pared, la pared ataja al viento, el viento arrastra la nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada, y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapo es el gato que me come a mí.

Y la diuquita con su dolor fue donde el gato.

—Gato, ¿por qué eres tan guapo que te comes al ratón, el ratón roe la pared, la pared ataja al viento, el viento arrastra la nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapo es el perro que me muerde a mí.

Y la diuquita fue donde el perro.

—Perro, ¿por qué eres tan guapo que muerdes al gato, el gato se come al ratón, el ratón roe la pared, la pared ataja al viento, el viento arrastra Isa nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada y la helada me quebró la patita a rmí?

—Más guapo es el palo que me pega a mí.

Y fue donde el palo.

—Palo, ¿por qué eres tan guapo que le pegas al perro, el perro muerde al gato, el gato se come al ratón, el ratón roe la pared, la pared ataja al viento, el viento arrastra a la nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapo es el fuego que me quema a mí.

Y fue al fuego.

—Fuego, ¿por qué eres tan guapo que quemas al palo, el palo pega al perro, el perro muerde al gato, el gato se come al ratón, el ratón roe la pared, la pared ataja al viento, el viento arrastra la nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapa es el agua que me apaga a mí.

Y fue al aqua.

—Agua, ¿por qué eres tan guapa que apagas al fuego, el fuego quema al palo, el palo pega al perro, el perro muerde al gato, el gato se come al ratón, el ratón roe la pared, la pared ataja al viento, el viento arrastra la nube, la nube tapa al sol, el sol derrite la helada, y la helada me quebró la patita a mí?

—Más guapa es la helada que me congela a mí.

Y la diuquita con su patita quebrada y con su dolor, volvió al nido.

—Dios mío, ;qué guapa es la helada!

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies